Piercing Fans

Los piercings son una moda con simbolismo cultural, espiritual y hasta erótico. La perforación de diferentes partes del cuerpo para adornarlos con joyas se ha extendido por el mundo entero.
Lo que en los años 70 fue un tabú hoy es un estilo que cobra fuerza y la moda de llevarlos se ha acentuado tanto que cada vez se colocan en las partes del cuerpo más extrañas.










fans de los piercings

 

La palabra piercing es un anglicismo del verbo “to pierce” que se traduce al español como perforar y en la lengua castellana se adaptó el vocablo “pirsin”. Se trata de un estilo usado por hombres y mujeres sin distinción de edades, raza o cultura, aunque son los adolescentes quienes mayormente buscan adornar su cuerpo con estos aretes.

piercings fans

Existen diferentes tipos en formas y materiales. Los profesionales que se dedican a su colocación se preparan para ello, es un arte que debe estudiarse y hacerse con cuidado para evitar complicaciones futuras. Además, una vez perforado el cuerpo es un detalle que quedará para siempre, de allí la importancia de hacerlo con un verdadero experto.

Tipos de piercing

El cuerpo humano es el lienzo perfecto para crear arte, o por lo menos así los ven tatuadores y perforadores. Con el pasar de los años los especialistas han perfeccionado la práctica de aplicar joyas en hombres y mujeres, así que existen diferentes tipos de piercing de acuerdo al lugar donde quieran lucirse:

Piercing en la oreja

De las mujeres con zarcillos se evolucionó a la colocación de piercing. Son de los más populares y se dividen a su vez por la zona de la oreja en donde se aplica.

Piercing tragus

La colocación de la joya se hace justo en el cartílago que se encuentra en la parte central del conducto auditivo. Es una perforación horizontal y puede durar hasta nueve meses en sanar. De este tipo hay el tragus vertical y el antitragus.

Piercing helix

Muy popular porque puede ponerse en cualquier zona del cartílago, la perforación se hace en el borde curvado de la oreja y tarda aproximadamente nueve meses en cicatrizar.

Piercing industrial o transversal:

Son dos agujeros, uno en la parte superior y otro justo en medio, luego se atraviesa con una barra. De este también se conoce el industrial vertical que es igual pero en vez de colocar la barra de forma oblicua se hace verticalmente, de tal manera que el segundo agujero también se hace en un lugar diferente. Se coloca en el lóbulo transversal, justo en la parte de mayor grosor. No hay que confundirlo con los tradicionales zarcillos. Este aplica de forma perpendicular al agujero inicial que se hacen de chicas las mujeres para colocar pendientes.

Piercing en la nariz

Es el más solicitado después de los que se colocan en la oreja, su uso se remonta a unos 6 mil años atrás en la India.

Piercing septum

Se hace el agujero en el tejido carnoso que divide las fosas nasales, se perfora el cartílago o el tejido que se encuentra en la nariz.

Piercing Bridge

Se coloca en el puente de la nariz, queda entre los ojos. Para que luzcan bien se usan barras rectas.

Piercing en el ombligo

Es muy popular entre las mujeres, sobre todo las que gozan de abdomen plano. Se coloca en la parte superior del ombligo y generalmente lleva una joya brillante que queda en la parte inferior, aunque también los hay en colores o simplemente metalizados. También hay quien se los coloca en la parte baja, pero estos son menos populares.

Piercing en la lengua

Se ubican en la parte media de la lengua, pueden ser uno o dos. Se perfora este musculo de arriba hacia abajo y se coloca una prenda en él.

Piercing en el labio

Hay dos tipos el superior e inferior. El primero también es denominado medusa, se hace en la hendidura que se observa en la parte central del labio, mientras que el segundo es una perforación doble en la parte baja y puede ser horizontal o vertical.

Piercing smiley

También se le llama piercing smiley o piercing frenillo, es una perforación en el frenillo de la encía, justo en el labio superior. Solo se ve cuando la persona que lo usa sonríe.

Piercing medusa

Este se colaca en la parte superior del labio quedando de una forma muy sexy y dándole un toque especial. Es valido tanto para hombres como mujeres.

Piercing labret

Generalmente se coloca en el labio inferior, se pueden colocar en el centro o a los extremos. Suelen ser en forma de aro. Aunque el que va en el centro queda muy sexy si solo es una pequeña joya.

Piercing pezón

Está hecho para estimular, pueden ser rectos, curvos, tipo argollas o las populares herraduras.

Piercing en la ceja

Muy sencillo de hacer, se puede colocar en forma de barra o en forma de aro.

Piercing microdermal

Son piercing complicados de hacer porque se aplican en lugares poco comunes para perforar. También se les conocen como piercing superficiales, por decirlo de alguna manera sus joyas ancladas a la piel, estos son algunos de los más usados:

Piercing clítoris y vagina

Se coloca directamente en esa zona genital femenina, es bastante doloroso al momento de la perforación. Debe hacerse con un experto porque de aplicarlo mal existe la consecuencia de perderse la sensibilidad en ese lugar de manera irreversible. La colocación de un tipo determinado estará dado por la anatomía de la mujer, la perforación se aplican en la parte superior de los labios vaginales, la vulva o el clítoris.

 

Perforaciones y sus diferentes estilos

La perforación consiste en abrir un agujero en una determinada parte del cuerpo para allí colocar el piercing. Para hacerlo se usa una aguja, pero no cualquiera, se llaman cánulas y son especiales para la aplicación de las joyas.

perforaciones

Generalmente no se usa anestesia, sin embargo en algunos lugares se suele aplicar un poco de benzoacaína. Esta práctica es inútil, debido a que se adormece la piel pero debajo de ella se sentirá el dolor, además en algunas zonas no se recomienda porque se corre el riesgo de infecciones por el uso de fármacos, un ejemplo de ello es la lengua que por ser un cultivo de bacterias al colocar anestesia y abrir un agujero se incrementan las posibilidades de complicaciones.

Existe un abanico de formas al momento de hacerse una perforación para piercing y se pueden dividir así:

  • Piercing en la cara: Se aplican en la lengua, labio, nariz, mejilla, cejas y orejas.
  • Piercing de cuerpo: Se colocan en el ombligo, los pezones, genitales, en la nuca, brazos, piernas, casi cualquier zona es candidata para el embellecimiento a través de estas piezas ya sean rectas, curvas o circulares.

Recomendaciones antes de la perforación

Cuando se toma la decisión de colocarse un piercing hay una serie de factores a tomar en cuenta para que al momento de la perforación y después de ellas se viten correr riesgos:
Deben hacerse por verdaderos profesionales, muchas personas dicen saber colocar joyas en la piel cuando en verdad están improvisando. Asegúrese de acudir con un experto.

tipos de perforaciones

Por lo menos 6 horas antes del procedimiento evite tomar aspirinas o analgésicos. Generalmente estos medicamentos afectan el proceso de coagulación en la sangre, esto se traduce en que el tiempo de cicatrización será más largo. Todo el material que se usará debe ser esterilizado y la persona que hará el agujero debe usar guantes quirúrgicos. Esto evitará la aparición de infecciones.
Antes del procedimiento limpie muy la piel donde se hará el piercing, además debe desinfectarse. ​

¿Se corren riesgos al ponerse un piercing?

Cualquier alteración que se le haga al cuerpo es riesgosa si no se aplican los cuidados necesarios, prevenir afectaciones por la colocación de una joya en el cuerpo es posible si se toman las medidas correctas, siendo la higiene de la persona perforada y del lugar donde se hace unas de los aspectos más importantes. Las complicaciones por la colocación de piercing son las siguientes:

  1. Infecciones: Son las más comunes, suelen aparecer cuando no se ha tenido la higiene necesaria. Si no se tratan a tiempo se convierten en un grave problema de salud y muy dolorosas. Para tratarlas es preciso acudir a un médico que recetará antibióticos y analgésicos.
  2. Alergias: Estas aparecen cuando la piel es sensible al material que se le coloca, en estos casos la única manera de encontrar alivio es retirando la joya. Son muy comunes las alergias por niquel, este material está presente en los pendientes.
  3. Queloides: Aparecen sobre todo en quienes se hacen piercing en las orejas y el ombligo. Se trata de un crecimiento exagerado de los tejidos durante el proceso de cicatrización. Son muy dolorosos y la única manera de eliminarlos es con intervención quirúrgica, aunque en muchos casos vuelven a aparecer en el mismo lugar y más grandes.
  4. Transmisión de enfermedades: Si no se hace en un sitio con normas higiénicas existe un alto riesgo de contraer enfermedades como el VIH y la hepatitis.
  5. Hemorragias: Si el individuo tiene problemas de coagulación de la sangre, pueden presentarse hemorragias sobre todo cuando se perforan los genitales o la lengua. En caso de ocurrir esto es necesario acudir de inmediato a la sala de emergencias.

Además hay otro tipo de riesgos denominados como médicos que merecen especial atención cuando se decide colocar una joya en el cuerpo:

  1. Puede existir la perforación de un nervio, por ello es importante estar seguro de ponerse en manos de un profesional. Cuando esto ocurre en la lengua, por ejemplo, puede perderse el sentido del gusto, en este músculo los daños son irreparables e incluso llega a desarrollarse cáncer en esa zona.
  2. Si se perfora el hueso periodontal la consecuencia más grave es la perdida de los dientes.
  3. Un piercing es un cuerpo extraño, por lo tanto tu organismo puede adaptarse a él y cicatrizar sin dificultades como también estará presente la posibilidad de rechazarlo.

Historia del piercing

No hay una historia precisa sobre el origen de la colocación de estos detalles corporales. Algunos afirman fue en la India hace miles de años que se hicieron las primeras perforaciones en el cuerpo humano para luego agregar pendientes y otros tipos de joyas.

piercing

Otros sustentan la historia de que fueron civilizaciones indígenas de Sur América las primeras en estas prácticas. En este sentido hay que mencionar a los antiguos Mayas, ellos usaban prendas en el cuerpo como parte de su cultura, siendo los labios, nariz y orejas las partes más populares para hacerlo. Mientras que otras tribus indígenas, para adornar las perforaciones no usaban joyas sino plumas coloridas, trozos de palos y hasta semillas.

Los esquimales también tienen historia con este arte, pero ellos los denominaban labrets. Como parte de sus creencias cuando los jóvenes alcanzaban la edad adulta había que demostrarlo haciendo agujeros en el cuerpo.

Es quizás una de las historias más preponderantes las mujeres de la tribu mursai en Etiopía, quienes han sido el centro de atención en documentales periodísticos y hasta defensores de los derechos humanos ya que lucen discos de arcilla en sus labios. Se les arrancan cuatro dientes a los 13 años y les colocan en la boca un plato de arcilla que llevarán por el resto de la vida haciendo cada vez más grande el labio inferior.

Así como estos grupos culturales hay una lista bastante extensa de quienes usan piercings como parte de sus creencias y tradiciones. Definir el punto exacto en donde comenzaron a aplicarse es complicado, pero sí se puede afirmar que hoy se ha extendido esta práctica por el mundo entero afianzándose cada vez más.

Nuevas fotos de piercings:

Famosas como Cristina Aguilera también se han unido a la maravillosa tendencia de los piercings.

piercing Cristina Aguilera