Piercing Clítoris y Vagina

El piercing clítoris o en vagina del órgano genital femenino no es de los más comunes, solo las mujeres más atrevidas son capaces de colocar una joya en alguna parte de su vagina. Se trata una perforación muy sexy, con una connotación sexual innegable.

Quienes lo llevan sostienen que se trata de un procedimiento bastante molesto pero una vez culminada la cicatrización se pasa del dolor al placer, este genera nuevos goces sexuales y sensaciones, solo quien lleva una joya de este tipo puede experimentar esa clase de éxtasis. Es quizás la razón por la que, a diferencia de otros tipos de perforaciones genitales femeninas aún no recibe una gran aceptación en la sociedad.

Piercing Genital Femenino

Los genitales femeninos permiten una variedad interesante de modelos a colocar, la aplicación de esta joya puede ser con fines estéticos, sexuales pero también por tradición. Hay evidencias sobre como las féminas perforaban su clítoris desde hace siglos obedeciendo a la cultura y costumbres de algunas etnias indígenas especialmente en las Américas y África.

Antes de tomar la decisión de situar una joya es importante documentarse sobre las implicaciones de esta práctica. Requiere de cuidado especial y por supuesto solo ponerse en manos expertas o de lo contrario las consecuencias pueden acarrear problemas de salud considerables. Aquí encontrarás todo sobre esta peculiar perforación corporal. Empecemos por los tipos de piercing en esta zona:

Piercing clítoris, puro placer

Esta área genital de la mujer tiene una única función: Proporcionar placer. Por ello al escoger esta parte del cuerpo para incorporarle una joya se abren las puertas a un estado sexual diferente, más atrevido y con nuevas sensaciones para experimentar.

Piercing Clítoris

El piercing en el prepucio del clítoris es el más común de los aplicados en los genitales, es por mucho considerado como una joya atractiva y claro muy estimulante. Pero no todas las damas pueden llevarlas. Cada mujer tiene una anatomía diferente y en algunas esta zona no es propicia para perforar.

Antes de tomar la decisión de colocar este tipo de arete es necesario hacer un test para estar seguras que la forma de este permite una perforación. Es muy sencillo solo debes medir el clítoris con un bastoncillo, si esa zona de tu cuerpo cubre por completo la parte del algodón tiene un buen tamaño para un piercing genital en el clítoris.

Otro aspecto a tomar en cuenta es si se colocará de manera horizontal o vertical, para ayudarte considera la siguiente información:

  • Piercing horizontal en el clítoris: De esta manera la joya tiene un menor contacto con esa zona erógena del cuerpo. Se usan barras o aros.
  • Piercing vertical en el clítoris: También se le denomina piercing VCH, con esta perforación corporal se consigue una máxima estimulación sexual porque está en mayor contacto con la parte donde se despiertan los instintos carnales. Pueden colocarse barras curvas y se permiten joyas de cualquier tamaño, todo queda a gusto de quien lo llevará.

Indistintamente se colocará vertical o horizontal es preciso tomar en cuenta cómo este requiere atención, suele engancharse con facilidad en la ropa interior. Si estas buscando hacerlo con la finalidad de aumentar la excitación puedes solicitar ayuda primero de un sexólogo, porque algunas mujeres con un alto nivel de sensibilidad en ese lugar de la vulva pueden pasar fácilmente del placer al dolor.

En realidad pocas damas se agujeran el propio clítoris, la razón: en este punto puede ser muy doloroso, genera una presión desagradable capaz de apagar la pasión. Entonces no se trata de abrir un agujero propiamente en el clítoris, sino en un pliegue de la piel que lo recubre.

Piercing vagina en los labios

Los labios genitales son un lugar propicio para lucir una joya, se puede hacer a uno o ambos lados, cuando se hace en par generalmente van a la misma distancia para crear una sexy simetría. A diferencia del que se coloca en el clítoris este no se hace para experimentar una mayor estimulación y excitación.

Piercing Vagina en los Labios

A su vez este tipo de argollas se divide en dos formas de aplicarlo:

  • Piercing en los labios genitales mayores: En esta zona suelen ponerse los modelos en barra o en forma de anillo. Se trata de una perforación bastante dolorosa, tarda hasta cuatro meses en cicatrizar y suele haber sangrado en la zona mientras no está completamente curado. Se recomienda con este tipo de perforación usar ropa interior holgada por lo menos mientras sana.
  • Piercing en los labios genitales menores: No todas las féminas se lo pueden hacer, deben tener un órgano sexual de gran tamaño para lograr la perforación. En este tipo la recuperación es más rápida, entre cuatro u ocho semanas la herida habrá cicatrizado porque en ese lugar el tejido de la piel es bastante fino. Lamentablemente es este donde hay mayor riesgo de desgarro.

Para este piercing genital en la vagina indistintamente de si se hará en los labios mayores o menores, se usan barras de aproximadamente 1,6 milímetros de grosor y en cuanto a la longitud hay una variedad bastante extensa todo depende si se usarán argollas, herraduras, aros o barras.

Piercing Christina o Piercing Venus

Se ubica en la vulva y los labios mayores, se extiende hasta el denominado monte de Venus. Se cree que se debe el nombre de Christina porque así se llamaba la primera mujer en atreverse a colocárselo.

Piercing Christina

Aunque se trata de una perforación muy simple, el piercing Venus tarda en cicatrizarse entre seis y nueve meses, su ubicación no le permite rozar el clítoris, por lo tanto si buscas aumentar el placer sexual no es este el indicado. Se trata de una perforación netamente estética, hay quienes opinan que aunque no aumenta el deseo sexual, sí la confianza en la mujer porque se siente mucho más atractiva.

Para evitar molestias durante y después del proceso de cicatrización es importante escoger la joya adecuada para la zona. Se recomienda al igual que en otros tipos de perforaciones para el piercing Christina o Piercing Venus preferir los de acero quirúrgico, cuando la herida esté completamente sana se puede cambiar por el material de su preferencia.

Uno de los aspectos a tomar en cuenta es que este piercing sangra con frecuencia y puede doler durante las relaciones sexuales. Pero cuando ya ha cicatrizado bien las molestias desaparecen.

Piercing Fourchette

Esta prenda se coloca en la vagina hasta llegar al perineo, por ello se requiere de técnica para colocarlo y quede perfectamente situado en forma vertical, por lo tanto suelen usarse joyas verticales. Tiene una recuperación rápida, entre seis y ocho semanas debe estar sano.

Piercing Fourchette

Cuando se decide colocar una prenda en esta zona, los cuidados deben ser muy rigurosos toda vez que la herida queda muy cerca del ano se hace propensos a infecciones por la acumulación De bacterias intestinales. Por lo tanto la higiene es clave para un proceso de sanación sin complicaciones.

Además solo puede hacerlo un experto porque es importante evitar perforaciones en el canal vaginal, en ese punto exacto la piel rechaza el cuerpo extraño y no hay más alternativa que retirarlo.
El Piercing Fourchette no puede usarlo cualquier mujer porque hay féminas con muy poca piel en esa área.

Otros piercing son menos comunes, pero también lo llevan algunas mujeres. Se trata del Denominado Nefertiti, este se hace en el capuchón del clítoris. Otro más complicado es el Princesa Albertina, cuando se coloca atraviesa la uretra hasta llegar a la parte superior de la vulva. Y por último Isabella, para este tipo se perfora la parte baja del clítoris y sale por el capuchón del mismo.

¿Cómo se coloca el piercing genital femenino?

El procedimiento para colocar una joya en las zonas de sus partes íntimas femeninas es sencillo, pero las mujeres deben acudir solo a los expertos porque en el cuerpo femenino se trata de una zona muy delicada y sensible, la perforación debe ser cuidadosa y exacta para evitar tocar los nervios propios de esa zona. Cuando acudas estos son los pasos a seguir:

  1. El primer paso es tener la vacuna del tétano y sus respectivos refuerzos para evitar complicaciones.
  2. La zona debe estar limpia y seca. El perforador te pedirá lavar con agua y jabón neutro justo antes del procedimiento para colocar el piercing en el pubis.
  3. Asegúrate que todo el material esté debidamente esterilizado, las agujas sean desechables y estén selladas. Este tipo de joyas no pueden colocarse con pistola. El perforador deber usar guantes de latex.
  4. Procederán a marcar el lugar por donde pasará la aguja. No suele usarse anestesia, pero puedes pedir la de tipo local si así lo prefieres.
  5. Luego se pasa la aguja y una vez abierto el agujero se pasara la joya de tal manera que en la medida que sale la aguja entra el piercing.

Cuidados del pircing en la vulva

El periodo de sanción de las perforaciones en el pubis tardan más que otro tipo de modificaciones corporales, por ello se extienden los cuidados. Deben seguirse al pie de la letra para evitar complicaciones en el como en el resto de perforaciones:

  • En la zona íntima de la mujer es normal la presencia de flujo, por eso el lavado dos veces al día con agua tibia o solución fisiológica es indispensable
  • Cuando se va al baño también es importante hacer un pequeño lavado de la zona.
  • Durante las primeras semanas –cuando la herida aún está abierta- se debe evitar tener relaciones sexuales. Una vez retomados los encuentros íntimos es importante usar condón hasta lograr una cicatrización completa de la herida.
  • Cuando haga falta manipular la joya debe hacerse con las manos completamente limpias y nadie más puede tocarla, solo tú.
  • Prefiere las duchas y no hagas baños de tina. Durante las primeras semanas evita también los jacuzzis, piscinas, playas, ríos y lagos.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las perforaciones corporales representan riesgo cuando no se hacen de manera correcta ni se siguen los cuidados indicados. Son estas las consecuencias al colocar cualquier tipo de piercing en el órgano reproductor femenino.

  • Infecciones: Es normal tener un poco de inflamación los primeros días, pero cuando esta se prolonga, hay dolor insoportable y si además se nota la presencia de un líquido purulento es muy probable haber contraído una infección. Al notar estos síntomas es imperativo acudir de inmediato a la sala de emergencias.
  • Desgarros: El piercing femenino genital se ubica en partes donde la piel es sensible y está en constante roce y fricción, esto hace que sea propenso a sufrir desgarros. Para evitar esto lo mejor es durante los primeros días usar ropa interior holgada y preferiblemente elaborada en algodón.
  • Enfermedades: Cuando no se usan implementos previamente esterilizados aumentan las posibilidades de contraer enfermedades como VIH o hepatitis. De allí la importancia de acudir solo a verdadero profesionales.
  • Alergias: Se trata de un cuerpo extraño que se está colocando en el clítoris, labios mayores, labios menores, vestíbulo de la vagina, zona de Venus y la piel puede rechazarlo siendo los síntomas de alergia la señal de alerta. Pero puede evitarse usando para la primera joya una elaborada en acero quirúrgico. Cuando ya esté la herida cerrada y sana se puede cambiar por un diseño de su preferencia, en el mercado se encuentran fabricados en titanio, plata, oro, plásticos, con o sin piedras preciosas, hay una gran variedad.

¿Mito o realidad sobre los piercing vaginales?

Es normal tener dudas sobre la colocación de una joya en la vagina porque es esta una zona extremadamente sensible. Aquí algunas de las interrogantes que surgen en las mujeres:

¿Voy a sentir más placer?

Sí, pero solo si se coloca un piercing en el clítoris de tipo de vertical. Es importan aclarar que esto también depende de cada persona y de si tiene o no mucha sensibilidad en el perineo.

Piercings Vaginales

¿Puede romperse el condón por el roce con el piercing?

Sí, es una posibilidad. Por lo tanto si quieres cuidarte de un embarazo además de usar preservativos es de tomar en cuenta también usar otra tipo de tratamiento anticonceptivo.

¿Deberé usar ropa interior ancha para siempre?

No, solo durante el tiempo que dura la cicatrización, luego puedes usar las prendas íntimas deseadas.

Todas las perforaciones en los genitales femeninos deben estar correctamente desinfectados y realizados por profesionales