Piercing en el Ombligo

El piercing en el ombligo es una perforación corporal afianzada sobre todo en la población femenina y no ha dejado de ser uno de los favoritos entre los seguidores de esta tendencia. Es sexy, delicado, uno de los más solicitados por las jóvenes y definitivamente marca pauta, así es.










Hay una gran variedad de joyas para usar en esta parte del cuerpo, todos los gustos pueden ser satisfechos. Los piercing se encuentran con formas curvas, barras rectas, con pendientes de brillantes en formas geométricas, flores, animales, frutas, en forma de espiral, con colores varios, otros tienen colgantes, de estos últimos están de moda entre las embarazadas los modelos con pies de bebés o chupetes, sin duda existe mucho para escoger.

El uso de este tipo de piercing se remonta a las antiguas civilizaciones egipcias, quienes lo colocaban como símbolo de nobleza, sobre todo entre los sacerdotes. Luego en el siglo XX se popularizó en Estados Unidos para posteriormente extenderse a Europa.

Es quizás unos de los momentos más importantes en la historia del piercing de ombligo un desfile de modas en donde la modelo Naomi Campbell salió a la pasarela con una joya adornando la parte media de su abdomen, desde ese momento se desató el furor y todas las mujeres querían imitar a la estrella.

Desde entonces se convirtió en un símbolo de personalidad, sensualidad y buen gusto. Es muy común ver en la calle a cientos de chicas luciéndolos con orgullo.

Tipos de piercing en el ombligo

Así como rápidamente se popularizó, también se hicieron variaciones para atender a quienes querían lucirlo pero darle un poco más de personalidad. Por ello existen diferentes tipos de joyas en el centro del abdomen.

En el borde superior del ombligo:

Es el más común, se hace una perforación en la parte superior, de modo que una parte de la joya queda en la zona de arriba y el resto cuelga tapando el ombligo. Es uno de los más seguros.

En el centro del ombligo:

La perforación se hace desde del ombligo hasta la parte interna del abdomen.

piercing en el ombligo centro

Piercing abajo del ombligo:

Se trata de joyas más grandes que las habituales, se abre una pequeña herida en la parte baja del ombligo y por allí se introduce el aro.

piercing en el ombligo abajo

Piercing en los laterales:

Es una perforación atrevida y muy distintiva, aunque poco común. Se hacen orificios para colocar varios aros alrededor del ombligo.

piercing en el ombligo lateral

Piercing múltiple:

Al igual que el piercing lateral se hacen varias perforaciones pero estas se localizan a los extremos. Antes de proceder a la perforación se pueden colocar joyas a presión o con pegamento especial para ver cómo quedarán. De esa manera no habrá arrepentimientos, dependiendo de cuan plano se tenga el abdomen, si se conserva una cintura muy fina o ancha puede variar en el tipo a colocar para que estéticamente se vea mejor.

Así que marcar el lugar donde irá y mirar con detenimiento cómo quedará es oportuno para decidirse con la joya más adaptada a los gustos y estilos para lucir.

¿Cómo se coloca una joya en el ombligo?

Es una perforación sencilla de hacer, pero igual requiere de todos los cuidados y técnicas para lograr un trabajo profesional, que luzca bien y no represente riesgos para la salud. Si te has decidió a hacerte uno, estos son los pasos a seguir en el procedimiento:

  1. Lo primero es escoger cual tipo de piercing en el ombligo se colocará, ver cómo quedaría para así estar seguros cual forma se verá mejor.
  2. La piel a su alrededor debe afeitarse o depilarse (en caso de tener vellos). Lavarse muy bien, la zona debe estar desinfectada para no correr riesgos de luego tener una infección.
  3. Los utensilios para realizar la perforación deben estar esterilizados y el uso de guantes quirúrgicos es indispensables. Si se acude a un centro de perforado y no tienen las medidas de higiene aquí indicadas, es mejor buscar otro lugar.
  4. Con un marcador especial se harán las marcas en donde van los agujeros. Posteriormente el experto usará unas pinzas de puntas planas con las cuales se sujeta la piel.
  5. Con una aguja hueca se empieza a perforar la zona hasta ver que ha pasado al otro extremo.
  6. Luego se introduce la joya lentamente, se coloca la bola sujetadora, se limpia la zona y ha quedado listo.

piercing en el ombligo como se hace paso 1

piercing en el ombligo como se hace paso 2

En la web se pueden encontrar diferentes maneras para hacer este procedimiento en casa, pero no es aconsejable, toda vez que el ombligo es una zona sensible del cuerpo y pueden ocurrir complicaciones serias para la salud. Lo mejor es acudir a un experto, así el trabajo estará garantizado.

Hay un par de aspectos a tomar en cuenta también cuando se hace el agujero. La primera a joya a colocar en el ombligo debe ser de acero inoxidable o niquel porque estas ayudan a que el proceso de cicatrización sea más rápido y reducen los riesgos de alergias e infecciones.

No deben hacerse las perforaciones con una pistola, este tipo de instrumentos no está indicado para los piercings en el ombligo.

¿El piercing en el ombligo duele?

Al momento de hacerlo sí, aunque en algunos centros aplican un poco de anestesia local para disminuir la sensación. Todo depende de cada individuo, pero ciertamente toda perforación a realizar en el cuerpo humano genera dolor. Quienes se han sometido al procedimiento lo señalan como uno de los menos dolorosos.

Al tratarse de una herida que debe cicatrizar, en los días siguientes al procedimiento es normal sentir un poco de molestia sobre todo al roce con la ropa.

Cuidados y cicatrización

El tiempo de sanación y completa cicatrización del piercing depende de cada individuo, generalmente entre dos y cuatro meses ya no debería haber una herida abierta. Sin embargo hay casos de personas que han debido tener cuidados y esperar hasta por un año para una cicatrización por completo.

cuidados piercing en el ombligo

Una vez hecha la perforación surge la pregunta ¿Cómo curar un piercing en el ombligo?, las medidas a tomar son sencillas pero deben hacerse al pie de la letra, es esa la única manera de evitar complicaciones futuras.

  1. La higiene en la zona es muy importante, debe lavarse el lugar de dos a tres veces al día con agua tibia o solución, puede usarse un jabón neutro y luego secar con cuidado.
  2. No se recomienda manipular el arete con las manos sucias, si por alguna razón necesita tocarlo primero desinféctese las manos. Los dedos están en contacto con todo y aunque imperceptible se llenan de cebo y bacterias, si esto entra en contacto con la herida es posible contraer una infección.
  3. La perforación en el ombligo recién hecha, con el pasar de los días notará una corteza en la zona de herida, debe retirarse con cuidado. Para ello use un bastoncillo humedecido en agua tibia.
  4. Mientras no se haya cicatrizado la herida use la ducha, no tome baños en la tina. La razón es que en la ducha el flujo de agua es constante, mientras que en la tina se mantendrá en contacto con el sudor y la suciedad que desprende la piel.
  5. No puede darse baños en piscinas mientras la herida siga abierta, sería una fuente de infección inmediata.
  6. Si no hace falta mover la joya, no lo haga. Torcerla bruscamente puede generar sangrado y más inflamación.
  7. El agua salada ayuda a la cicatrización, una vez al día puede aplicar un poco. También sirven los espray de agua marina, estos se encuentran en la farmacia.
  8. Una dieta balanceada con alto consumo de zinc y vitaminas sobre todo la C y la D, estimulan al organismo a cicatrizar.
  9. La primera vez que vaya a remover la joya hágalo con un profesional. Se recomienda cambiarlo entre los 6 y 12 meses después de haber hecho el agujero.
  10. Si los poros de la zona se obstruyen el sanado será más lento y pueden ocurrir infecciones, para evitar se cierren los poros es necesario no usar cremas ni lociones alrededor de la zona inflamada. Esto también incluye protectores solares y cremas analgésicas.
  11. Evite usar ropa ajustada para que la fricción no haga daño. En el proceso para cicatrizar el piercing del ombligo las prendas holgadas y en tela de algodón son las mejores para usar en esta etapa.
  12. Evite dormir boca abajo.

Consecuencias de perforarse el ombligo

Colocarse un objeto extraño en el cuerpo requiere de hacer una herida, que aunque muy pequeña no deja de serlo. Si se toman todas las medidas higiénicas, esta moda no tiene porque representar un riesgo para la salud. Sin embargo siempre está abierta la posibilidad de contraer enfermedades, de tal modo que estos son los riesgos de hacerse una perforación en el abdomen:

  • Onfalitis: Esta enfermedad es una infección en el ombligo, se reconoce de inmediato porque además del dolor en la zona de la herida la piel se inflama, se torna de color rojiza y además puede sentirse caliente al tacto. Se produce por tocar la zona con las manos sucias, no haber usado utensilios esterilizados o no lavar la herida correctamente.
  • Alergias: Estas ocurren por una joya hecha con material de baja calidad, la piel se irrita, se ralentiza el proceso de sanado y en el peor de los casos será necesario retirar la prenda.
  • Hepatitis, VIH: Si los productos no son esterilizados se tiene una alta probabilidad de contraer enfermedades como hepatitis o VIH.

Cuando hay síntomas relacionados a la infecciones o alergias la persona no debe automedicarse, de hacerlo es posible empeorar la situación. Solo los cuidados médicos a tiempo y con un diagnostico preciso evitarán complicaciones mayores.

Salvo el médico indique lo contrario, la joya no se retira porque se puede cerrar el orificio y al querer colocarla nuevamente existe una alta probabilidad de que se genere un sangrado.

¿Pueden las embarazadas usar un piercing en el ombligo?

La respuesta es sí. El piercing ombligo y embarazo no es una contradicción, salvo el médico indique otra cosa.

Sin embargo debe tomarse en cuenta todo el proceso de cambios experimentado por el cuerpo durante este periodo. El abdomen crecerá todos los días un poco, significado esto el estiramiento de la piel, si el aro es pequeño podría ser un poco doloroso por eso se recomienda usar piercing con extensores elaborados específicamente para embarazadas.

Algunas optan por usar una joya un poco más grande o retirarlo durante todo el proceso, ya es a elección propia. No es necesario preocuparse porque se cierre el orificio, es muy poco probable que esto suceda.

Quienes deciden llevarlo deben incrementar los cuidados higiénicos en la zona, aun cuando esté completamente cicatrizado. Esto se debe a que es una zona del cuerpo con pliegues donde probablemente se depositarán bacterias y pueden ocurrir infecciones.

Uno de los riesgos que se corren cuando se está embarazada y se lleva un piercing es la aparición de queloides, se debe estar muy pendiente si alrededor del ombligo empiezan a notarse estrías porque el paso siguiente son los queloides, la solución es retirar el pendiente de inmediato.

¿Cuánto cuesta un pendiente en el ombligo?

Así como hay una gran cantidad de modelos de joyas para el abdomen, también los precios son muy variados. El piercing del ombligo precio dependerá del material usado y la forma escogida, pueden pagarse desde los 1,90 euros hasta los 20 euros.

Los más atractivos y con diseños modernos llevan precios más elevados, los enchapados en oro, con extensiones para embarazadas, otros llevan partes movibles o incrustaciones de brillantes se pagan entre 4 y 9 euros.

Para los más exigentes están los fabricados en titanio con brillantes, llegan a costar 20 euros, esto es solo la joya. Es necesario sumar el monto a cobrar por el profesional al aplicarlo.

Es España hacer el agujero puede costar entre los 20 y 50 euros, todo depende la localidad y la tienda a la cual se acuda. Si se quiere un piercing en el ombligo comprar es necesario tomar en cuenta también el costo de los cuidados posteriores.