Piercing en el Pene

El piercing en el pene pocos se atreven a usarlo, ha empezado a calar en todo el mundo entre quienes les gusta llevar la moda a su máxima expresión. Colocar una joya en el genital masculino no es muy común, sin embargo hay quienes se atreven a hacer una perforación en esa zona tan íntima.

piercing en el pene

Se trata de una perforación corporal con una connotación sexual, esto último abre la curiosidad de los amantes de las modificaciones en la piel y lo convierte en un punto interesante de la moda.

 

Al igual que otro tipo de piercing, los llevados en los genitales pueden aplicarse en diferentes zonas y requieren de cuidados básicos para evitar complicaciones. Contrario a lo que pueda creerse, quienes lo tienen aseguran que no es tan doloroso al momento de hacerlo, tampoco genera placer de manera constante, pero sí tiene una incidencia en las relaciones íntimas tanto para él como para ella.

Dada la localización de esta perforación es imperativo hacerlo con profesionales de experiencia comprobada y en lugares donde se cumplan todas las normas de higiene, si omites estas reglas básicas puedes sufrir consecuencias graves.

Piercing pene, ¿cómo se hace?

Se trata de un procedimiento bastante sencillo, de hecho se encuentran tutoriales para hacerlo tú mismo, pero esto no es recomendable porque puede acarrear consecuencias severas en los genitales masculinos.

piercing genital masculino

Lo mejor es acudir a un experto y en un lugar donde se cumplan las normas higiénicas. Los pasos son los siguientes:

  1. La limpieza es el primer y más importante paso. El perforador te solicitará que te laves muy bien tu parte íntima con agua y jabón neutro para después secar con una toalla seca.
  2. Luego con un marcador de tinta especial se dibujaran dos puntos: uno por donde entra la aguja y otro por donde saldrá.
  3. Con un par de pinzas se estira la piel de la zona por donde pasará el piercing en el pene, para luego proceder a pasar la aguja.
  4. Antes de retirar la aguja se empieza a insertar la joya de manera que cuando la aguja haya salido en su totalidad la joya quede en el lugar del agujero.
  5. Con una toalla seca se limpia el área y está listo.

Es muy importante el uso de implementos esterilizados, además quien realiza el procedimiento en todo momento debe llevar guantes de látex. De lo contario quedas expuesto enfermedades y complicaciones serias.

Tipos de piercing glande

Aunque el piercing genital masculino son toda una tendencia, en realidad el uso de joyas en los aparatos reproductivos data de siglos atrás. Algunas culturas creían que el hombre debía colocarse un aro en el pene para demostrar su virilidad, hoy el piercing para el hombre se ha popularizado y evolucionado aceptando una gran variedad de opciones.

Piercing Glande

El miembro del hombre permite colocar joyas en diferentes partes, algunas se usan para proporcionar placer, otras por pura estética, moda o cultura. Estos son los tipos de piercing en el glande que pueden hacerse:

Piercing príncipe Alberto

El piercing príncipe Alberto se coloca en la parte inferior del glande en la apertura natural de la uretra, es de aproximadamente 10 milímetros, tiene un periodo corto de cicatrización entre 1 y 2 meses. Es muy común en esta zona colocar anillos aunque hay quienes prefieren llevar barras.

Piercing Príncipe Alberto

Esta perforación lleva el nombre de Príncipe Alberto porque un monarca de Sajonia tenía un miembro de gran tamaño y en esa época se usaba ropa muy ajustada. Hizo que le colocarán un aro en los genitales para poder halarlo y disimular cuán grande era.

Tiene tres variaciones y todas pueden hacerse sin mayores complicaciones:

Príncipe Alberto invertido:

Se caracteriza porque un extremo de la joya sale por la piel de la uretra y otra por la parte superior del glande.

Príncipe Alberto profundo:

Esta perforación se realiza en la parte baja bastante alejada del glande, se coloca en dirección al escroto.

Príncipe Alberto delfín:

La apertura por donde pasa la joya queda justo en el lado inferior del pene omitiendo la uretra.

Un detalle que debes tomar en cuenta es que se trata de un tipo de perforación en contacto constante con la orina al estar en la uretra, sin embargo esto no se convierte en complicación solo requiere un poco más de higiene.

Con el pasar del tiempo hay hombres capaces de llevar este agujero mucho más allá y hacen una abertura para alcanzar un centímetro, pudiendo así colocar una joya más grande.

Un punto a tomar en cuenta es que si alguna vez se decide por retirarlo la cicatriz quedará para siempre, porque esta herida no se cierra.

Apadravya otra modalidad de piercing

Se coloca de forma vertical atravesando glande y uretra. De este tipo de perforación en los genitales es uno de los más dolorosos, pero también el más codiciado porque durante la relación sexual crea una estimulación extra en la pareja, esto gracias a que las esferas suelen rozar el punto G y así despertar el placer.

Quien lo lleva también tiene un incentivo en las relaciones íntimas, se incrementa el clímax y por lo tanto el hombre puede eyacular varias veces. Sin embargo para gozar de estos beneficios en su totalidad es preciso tener un proceso de curación total, la cicatrización del apadravya tarda de seis a nueve meses.

Piercing Apadravya

Si se retira, la cicatriz es muy mínima porque en esta zona de los genitales masculinos la piel vuelve a crecer.

Un aspecto diferenciador de este tipo de perforación es que puede combinarse con otra dando paso al magic cross. En cuanto al tipo de joyas a colocar, generalmente se usan los modelos en barra recta.

Ampallang, una joya en el glande

Para llevar el piercing ampallang es necesario hacer una perforación en el glande, la joya recorre esta parte del miembro de manera horizontal. Sin embargo en Europa se ha ido un poco más allá con esta forma en especial: la joya se coloca justo en la punta del glande para que cruce la uretra, mientras en América es la base del escroto el lugar perfecto para la ubicación del aro o barra.

El proceso de recuperación es lento, se requieren de seis a doce meses para una herida completamente cicatrizada. Las joyas usadas suelen ser barras rectas y más grandes de las comunes.

Piercing Ampallang

Es muy importante acudir a hacer esta modificación corporal con un profesional porque el glande está rodeado de terminaciones nerviosas, es una zona muy sensible y estrecha, cualquier error puede significar un problema grande.

Para lograr un piercing perfecto en este lugar del pene, se usan agujas especiales más largas a las comunes. Al tener que recorrer todo el pene es necesario contar con una longitud más larga.

Al igual que el apadravya si se retira la barra quedará un pequeña cicatriz y en poco tiempo se habrá cerrado la zona completamente, con este modelo también se puede hacer la combinación de dos perforaciones para lucir el magic cross.

Un detalle que debes saber antes de hacer esta perforación es que es preciso medir el pene previamente para determinar la aguja y la joya a colocar. Este paso se hace con el mimbro erecto, luego cuando se proceda a la perforación sí debe estar flácido.

Dydoe, no es para todo tipo de pene

El piercing dydoe también se le denomina “cruzado real” y el procedimiento para colocarlo no es nada complejo aunque doloroso.

Se coloca en la corona del glande del pene, está catalogado como uno de los más modernos cuando de piercing genitales se refiere, sin embargo es preciso tener unas características muy específicas para poder colocar una joya en esa zona.

Piercing Dydoe

Para este piercing genital masculino el hombre debe tener un miembro en el cual la corona se encuentre alejada del glade porque es justo el espacio donde se hace agujero.

Si estas considerando este tipo, es preciso tomar en cuenta cuán molesto es colocarlo. Se trata de uno de los más dolorosos al momento de la perforación y aunque es muy poco tejido donde se hace la herida es un lugar con mucha sensibilidad.

Una vez hecho el procedimiento el proceso de sanación es más sencillo, tarda cuatro meses y son poco los casos donde se extiende ese periodo.

Hafada, una perforación estética

El lugar donde se hace la perforación del hafada es en la piel del escroto es la más elástica y es justo donde más hay estiramiento de la epidermis. Al igual que el resto de los piercing genitales para hombres solo se hace la herida en la piel, el miembro como tal no es atravesado.

Piercing Hafada

No se siente un dolor intenso al aplicarlo y el tiempo de curación es de dos a cuatro meses. Tiene un objetivo estético porque se ha comprobado que no estimula ni a quien lo lleva ni su pareja al momento de la relación sexual.

Un aspecto a tomar en cuenta es que esta piel es muy elástica y no siempre puede colocarse en el punto exacto que se quiere, el profesional del perforado debe palpar toda la zona para encontrar el mejor lugar. Para los más creativos pueden usar varios de estos en el escroto.

Pircing frenillo

La perforación del frenillo se hace en la zona del miembro genital masculino que lleva ese mismo nombre. Se trata de uno de los más solicitados y una vez realizado, el tiempo de cicatrización es de tres a cuatro meses. No es muy doloroso al momento de la perforación.

Piercing Frenillo

Por la ubicación de este, es posible llevar varios al mismo tiempo. Tiene un carácter puramente estético y suelen colocarse barras, rara vez se aplican en forma de curva.

Cuidados del piercing en el pene

Al igual que otra modificación corporal con el piercing genital masculino es imperativo cumplir una serie de recomendaciones para lograr una cicatrización sin complicaciones. Estos son los cuidados básicos:

  1. Una vez más la higiene juega un papel importante para cuidar de las heridas en el pene. Mientras dure el proceso de cicatrización es necesario lavar la zona dos veces al día con solución fisiológica o solución salina. Estas operaciones también se repiten después de ir al baño.
  2. Alrededor de la herida suelen formarse pequeñas costras de sangre, estas se retiran a diario con un bastoncillo luego de haberlos humedecido. Nunca se quitan en seco.
  3. Jamás se debe toca el agujero con las manos sucias, antes de hacerlo deben lavarse con agua y jabón.
  4. Durante las primeras semanas es mejor evitar las relaciones sexuales y esto incluye el sexo oral y anal, porque de esta manera se evita estar en contacto con fluidos de otras personas que pueden terminar por contaminar la herida.
  5. Si el agujero no ha sanado prefiere los baños de ducha antes que las tinas. Tampoco acudas a jacuzzis, playa, ríos o lagos.
  6. Generalmente las perforaciones corporales que se hacen en las partes íntimas tienen un periodo de curación más extendido que otros tipos de joyas, nunca deben dejar de tener cuidados básicos como si se tratará del primer día. Esto será garantía de una cicatrización exitosa.

Riesgos de colocarse un joya en el pene

Al tratarse de una herida abierta el cuerpo humano se expone a una serie de consecuencias si no se toman lo cuidados básicos:

  • Infecciones: Son comunes en los piercing en los genitales porque están expuestos constantemente a bacterias. Para evitar esto es necesario mantener el área limpia y seca.
  • Enfermedades: El uso de materiales no esterilizados al momento de la perforación puede contagiarte de enfermedades como VIH o hepatitis.
  • Alergias: Ocurren cuando el cuerpo rechaza la joya. Son pocas personas quienes experimentan este síntoma, pero para prevenirlo es recomendable usar joyas elaboradas en acero quirúrgico.
  • Desgarros: Tener relaciones sexuales cuando el agujero aún no ha cicatrizado puede ocasionar una herida más grande y sangrado.

Conclusión Piercing Genital Masculino

Si bien es cierto que los piercing en los genitales masculinos son estimulantes sexuales también los es que pueden romper los preservativos. Por eso es importante tomar en cuenta otro tipo de protección cuando se coloca un piercing en el pene.